¿NECESITAS AYUDA?
> > > Telescopios terrestres

Telescopios terrestres

31 productos disponibles

Los telescopios terrestres están diseñados específicamente para observar objetivos lejanos con gran resolución. La óptica que incorporan posibilita una buena transmisión de luz para una visualización de imágenes nítidas y con contraste. Algunos de los modelos están diseñados con el ocular a 45º, lo que permite una visualización mucho más flexible que cuando el ocular está recto. Construidos con las prestaciones y materiales de la más alta calidad para garantizar que no te pierdas ningún detalle, los telescopios terrestres posibilitan excelentes imágenes en aumento siendo muy útil tanto para la caza como para la observación de la naturaleza. Conoce más

Modelos destacados: Bushnell Nitro 20-60x65 – 45º

Fitra estos productos por
Disponibilidad
Filtrar
1/2

MATERIALES DE LA MÁS ALTA CALIDAD

La armadura de los telescopios terrestres suele fabricarse en aluminio anodizado o magnesio recubiertos con goma para formar un cuerpo fuerte que proteja al sistema óptico en los entornos más hostiles.

Además, se suelen rellenar y sellar con nitrógeno o argón para evitar que se forme condensación y humedad en su interior y así garantizar que siempre estén secos.

GRAN DIÁMETRO DE CAMPANA Y UN BUEN RANGO DE AUMENTOS

Otra de las características más destacadas de los telescopios terrestres es que combinan un buen rango de aumentos con un gran diámetro de campana, lo que permite visualizar los objetivos incluso en condiciones de poca luz.

Algunos modelos incorporan una rueda de enfoque doble que permite un enfoque rápido y preciso. De esta forma, el usuario podrá cambiar el aumento del objetivo y luego ajustar el enfoque para conseguir la máxima nitidez.

Uno de los modelos de telescopios terrestres más destacados es el Nitro 20-60x65 – 45º de la compañía Bushnell. Este telescopio se caracteriza por contar con un rango de aumento de 20-60x y un diámetro de campana de 65 mm que, junto con la óptica totalmente multitratada, posibilitan la máxima transmisión de luz aunque las condiciones lumínicas sean escasas. Además, el ocular se encuentra a 45 grados para una visualización más flexible.