> > > Visores térmicos

Visores térmicos

1 producto disponible

Los visores térmicos cuentan con una gran versatilidad y polivalencia, puesto que permiten aplicaciones en exteriores tanto de noche como de día. Los visores térmicos captan el calor de los cuerpos que se encuentran en su radio de acción y permiten, por ejemplo, la detección de animales en la oscuridad, lo que los convierte en una gran opción para la caza nocturna. Este tipo de visores están construidos con materiales resistentes y duraderos para que resistan en multitud de entornos y situaciones climatológicas. Conoce más

Modelos destacados: Flir Scout TK

Fitra estos productos por
Disponibilidad
Marca
  • El producto es de FLIR
Carril
  • El producto es de Carril Sin montura.
Filtrar
1/1

PRINCIPALES VENTAJAS DE LOS VISORES TÉRMICOS

Este tipo de instrumentos ópticos suponen una gran ventaja sobre todo para la caza nocturna, puesto que posibilitan que el cazador no sea descubierto, además de ser capaces de detectar a los animales en condiciones de oscuridad total.

Otra de las ventajas de los visores térmicos es que permiten detectar el entorno, personas y objetos que se encuentren a distancias largas. Gracias a la tecnología termográfica, estos instrumentos ópticos ofrecen una gran calidad de imagen y una resolución extraordinaria para conseguir una identificación fiable y precisa de las presas.

En este sentido, el visor térmico Scout TK de Flir dispone de varias paletas de color para mejorar la visualización y posibilita ver animales o personas a más de 100 metros de distancia. Este modelo también se caracteriza por que cuenta con una memoria interna que permite sacar hasta un máximo de 1000 fotografías y grabar hasta cuatro horas de vídeos.

VISORES PERFECTOS PARA CAZA Y MONTERÍA

En monterías, esperas nocturnas o caza a rececho es importante utilizar visores potentes de alta calidad que sean los más ligeros y luminosos posibles. Así, los visores térmicos se convierten en un complemento perfecto para los cazadores, puesto que presentan un tamaño compacto y ligero, idóneo para llevarlo siempre encima durante las sesiones de caza.